La diarrea es una patología muy habitual en los perros

Todos los propietarios de Basset Hound en algún momento u otro de la vida de su perro ha tenido que enfrentarse a algún episodio de diarrea, y más teniendo en cuenta la importante afición de los Basset Hound por comerse todo lo que encuentran por el campo o en sus paseos por la ciudad.

Cuando nos enfrentamos a un episodio de diarrea hay una buena noticia y una mala.

La buena noticia es que habitualmente es una condición que un Basset Hound suele superar con facilidad y no es habitual que dure más de 24-48 horas. La mala noticia es que la diarrea es un síntoma muy inespecífico de diferentes enfermedades más serias, y por tanto puede adelantar problemas más serios de salud en nuestra mascota.

En general, no deberemos preocuparnos cuando la diarrea se presente de forma esporádica y en episodios de corta duración en el tiempo, pero sin embargo deberíamos acudir a nuestro veterinario si persiste en el tiempo o si la coloración, consistencia y forma de las deposiciones son muy diferentes a lo habitual (lo veremos más adelante).

El sistema digestivo de los perros

Antes que nada, para comprender mejor lo que supone una diarrea en los perros, debemos ser conscientes de que el sistema digestivo de los Basset Hound y de los perros en general es distinto al de los humanos. Para empezar, los perros son animales carnívoros, mientras que los humanos somos omnivoros. Eso hace que el sistema digestivo haya evolucionado a lo largo del tiempo para digerir alimentos como la carne, que tienen una digestión relativamente sencilla en comparación con la digestión de alimentos vegetales.

Otra característica de los perros es que también están adaptados para comer carroña, por lo que tanto su saliva es capaz de eliminar bacterias y por otro lado el sistema digestivo de los perros ha evolucionado también para lograr digerir grandes pedazos de comida formados por carne, hueso, tendones, pelo, etc. En consecuencia la acidez del estómago de los perros es mayor que el estómago de los humanos y ayuda a eliminar bacterias que puedan acompañar al alimento y también a digerirlo con mucha más facilidad.

Todos estos factores hacen que la digestión que realizan los perros sea mucho más rápida que en los humanos y en promedio se puede considerar que el tránsito de cualquier alimento que ingiero un perro puede durar alrededor de 9-10 horas.

Principales causas de diarrea

Cuando un perro tiene diarrea, normalmente va a ser consecuencia de cualquiera de las siguientes causas:

Exceso de comida

Es una de las causas más habituales de diarreas prolongadas sin motivo aparente. Se producen por dar a nuestro perro una mayor cantidad de pienso de la que puede lograr asimilar, y se suele producir con más frecuencia cuando nuestro Basset Hound es cachorro. Por tanto para evitar este tipo de diarreas es tan sencillo como seguir las recomendaciones de dosificación del fabricante del pienso y nunca alimentar a nuestro cachorro dejando siempre comida en el plato a libre disposición (lo que se denomina alimentación "ad libitum").

Ingestión de alimentos y sustancias encontradas

En el caso del Basset Hound es una causa bastante habitual debido a su tendencia a ingerir cualquier cosa comestible o blanda que se encuentren durante los paseos. En este caso suelen ser diarreas de corta duración que duran como máximo 24-48 horas.

Cambio de pienso

Cuando se cambia de pienso se altera la composición y las características de las proteínas y grasas que ingiere nuestro perro y eso puede suponer que su sistema digestivo no esté adaptado a la digestión de esas nuevas proteínas y grasas. Como el sistema digestivo de los perros es muy corto y su digestión dura relativamente poco tiempo eso puede suponer que ante un cambio abrupto en la dieta se produzca diarrea. Este tipo de diarrea normalmente se suele solucionar pasados unos pocos días y la mejor forma de evitarla es intentar usar siempre el mismo pienso, y en caso de cambiar de alimento realizarlo de forma progresiva a lo largo de una semana.

Presencia de parásitos internos

Los parásitos alteran el sistema digestivo y con ello la consistencia y características de las deposiciones. Cuando se trata de gusanos redondos o tenias, son parásitos relativamente sencillos de eliminar puesto que son muy sensibles a los diferentes desparasitantes, pero si la diarrea es causada por Giardia o Coccidios, puede suponer algo más de trabajo lograr eliminarlos del organismo de nuestro Basset Hound. Este tipo de problemas se suelen dar con más frecuencia en los cachorros puesto que su sistema inmunológico está menos desarrollado y permite que los parásitos puedan desarrollarse con más facilidad en su sistema digestivo. En cualquier caso, existen desparasitantes muy seguros y eficaces que pueden administrarse a un cachorro desde las primeras semanas de vida o incluso a la madre durante los últimos días de gestación y durante la fase de lactancia.

Intolerancias alimentarias y alergias

Resulta una causa también bastante habitual y normalmente viene acompañada de otros síntomas como un exceso de grasa o descamación en la piel, enrojecimiento de la piel, inflamación de las mucosas, caída de pelo, etc...

En caso de que sospechemos que nuestro Basset Hound tiene alergia al pienso que estamos usando, deberemos cambiar de pienso y buscar algún pienso que tenga pocos alérgenos. Normalmente los perros pueden desarrollar alergias a los cereales (en especial aquellos que tienen gluten) o a determinados tipos de carne. En ese caso deberemos probar con piensos que tengan arroz u otros componentes (patata, guisantes) como fuente de almidón en el pienso y probar con piensos que utilicen proteínas animales distintas al pienso que le da alergia. Hoy en día existen en el mercado cientos de formulaciones de piensos por lo que es un problema relativamente sencillo de resolver e incluso existen piensos hipoalergénicos que están formulados con componentes con poca capacidad de generar alergias.

Plantas tóxicas

En los jardines y en nuestras casas hay plantas que tienen propiedades tóxicas o incluso algunas que resultan venenosas para las personas y los perros (un buen ejemplo es la adelfa o el tejo). La ingestión de determinadas plantas pueden afectar al sistema digestivo de nuestro Basset Hound y causar diarrea. La mejor forma de evitar este problema es evitar las plantas que puedan ser tóxicas si tenemos jardín o macetas en casa (existe mucha información en Internet sobre este asunto) o vigilar a nuestro perro en los parques y zonas verdes donde pueda haber plantas venenosas (porque algunas de ellas son muy empleadas en jardineria pública).

Ingestión de cuerpos extraños

La tendencia de los Basset Hound a ingerir todo tipo de objetos no digerible puede ser también causa de diarrea. Estos objetos pueden quedar alojados en el interior del sistema digestivo de nuestro perro y causar irritación y malestar en su sistema digestivo y con ello modificar el equilibrio de su digestión, afectando al tránsito de los alimentos por su estómago e intestinos y causando diarrea.

Enfermedades víricas

Determinadas enfermedades víricas causan diarrea, siendo la más grave la causada por parvovirus que se manifiesta fundamentalmente en cachorros que no han sido vacunados o a los que la madre no ha logrado transmitir suficientes anticuerpos frente a esta enfermedad. También pueden causar diarrea otros virus como los coronavirus o el moquillo. En caso de que nuestro perro esté debidamente vacunado evitaremos este tipo de problemas.

Infecciones bacterianas

Aunque el sistema digestivo de los perros es mucho más resistente frente a bacterias que el de los humanos, en ocasiones pueden lograr desarrollarse infecciones bacterianas en el sistema digestivo de los perros (las más habituales son las bacterias del género Salmonella o Escherichia colli). En caso de que haya infección bacteriana, el tratamiento con antibiótico (siempre bajo prescripción veterinaria) logrará superar el episodio de diarrea en menos de una semana.

Enfermedades

Como hemos comentado al principio, uno de los problemas de la diarrea es que es un síntoma bastante inespecífico y detrás de ella puede haber un gran número de causas. En este caso hay enfermedades de diversos órganos que pueden acabar cursando con diarrea, como por ejemplo enfermedades hepáticas o renales. Por tanto en caso de episodios de diarrea de larga duración deben ser estudiados por nuestro veterinario con el fin de descartar que detrás no se encuentren enfermedades más serias.

Estrés

Si nuestro Basset Hound está sometido a situaciones de estrés también se pueden producir episodios de diarrea. En ese caso deberemos analizar que puede estar causando estrés a nuestro perro y eliminar esa fuente de estrés.

Administración de antibióticos o medicamentos

En el caso de los antibióticos, su administración altera la microfauna que vive en el sistema digestivo de nuestro perro y en consecuencia afecta al tránsito de los alimentos por el sistema digestivo, causando en muchas ocasiones episodios de diarrea. Para lograr recuperar dicho equilibrio puede ser interesante la administración de yogur o prebióticos a nuestro perro con el fin de promover la restauración de la población microbiana lo más rápido posible.

También algunos medicamentos pueden afectar a la digestión de nuestro Basset Hound y con ello la consistencia de las heces, llegando a ocasionar diarrea en algunos casos.

¿Como debe ser una caca de perro perfecta?

Las deposiciones de los perros nos pueden dar bastante información del estado de salud de nuestro Basset Hound. Para saber si nuestro perro está realizando unas deposiciones correctas nos deberemos fijar en varios factores (forma, consistencia, color, olor, tamaño y presencia de elementos).

Una caca de un perro con buen estado de salud tendrá una consistencia firme y compacta, de tal forma que al realizar la deposición mantenga su forma y sea fácil de recoger sin dejar apenas residuo en el suelo. El color adecuado debe ser marrón chocolate, si bien la tonalidad puede variar ligeramente dependiendo del tipo de pienso que le estemos dando a nuestro Basset Hound. Si la deposición tiene un color verdoso, color mostaza o anaranjado, restos de sangre, presencia de puntos blancos, es de color negro o tiene puntitos negros, será indicativo de que nuestro perro tiene algún tipo de problema digestivo, tal y como veremos un poco más adelante con el "cacómetro" que hemos elaborado.

La forma de una deposición debe ser alargada, aunque se puede dividir por si sola en varios fragmentos a medida que nuestro Basset Hound realiza la deposición, El tamaño de la deposición irá en consonancia con la cantidad de alimento ingerida por nuestro perro, mientras que el olor debe ser el característico olor a caca canina, que normalmente es proporcionado por las glándulas anales que tienen todos los perros. En caso de notar un olor a huevo podrido, olor azufrado, u otro tipo de olores diferentes al habitual puede ser síntoma de algún tipo de problema digestivo.

También debemos prestar atención a la presencia de elementos extraños en las deposiciones, como restos de hierba (como los perros son carnívoros y tienen unos intestinos muy cortos los restos vegetales estarán prácticamente intactos). palos, huesos, plásticos, tejidos textiles, etc., puesto que la presencia de objetos podría indicar que hay más que han quedado atascados en su aparato digestivo.

Diarrea Basset Hound

Como hemos visto en el "cacómetro", la coloración de la deposición nos puede dar cierta información sobre el estado de salud de nuestro perro.

Caca de color chocolate: Es el color normal de una deposición canina. Si además tiene una forma, consistencia y olor normales, nuestro perro estará en un buen estado de salud.

Caca de color verdoso: Puede ser a causa de la ingestión de una abundante cantidad de hierba (aunque en ese caso deberíamos ver fibras vegetales) o bien por algún tipo de problema de la vesícula biliar.

Caca de color mostaza o anaranjado: Normalmente suele ser indicativo de algún tipo de problema en la vesícula biliar o en el hígado. También se puede observar esta coloración si estamos proporcionando demasiado alimento a nuestro perro.

Caca de color negro y viscosa: En estos casos normalmente es indicativo de que nuestro perro tiene algún tipo de hemorragia interna en la parte más inicial de su sistema digestivo (bien en el estómago o bien en la primera sección del intestino delgado. En este tipo de situaciones es recomendable acudir al veterinario de inmediato para que se realice un examen minucioso para intentar descubrir el origen de la hemorragia.

Caca con restos de sangre color rojo brillante: En este caso puede ser debido a alguna herida en el tramo final de su sistema digestivo o bien por algún tipo de inflamación o daño en sus intestinos. Aunque una caca con presencia de sangre puede resultar muy aparatosa, normalmente no suele revestir gravedad y es debido al fino espesor del epitelio de los intestinos, que cuando están irritados. En cualquier caso, si las heces con sangre persisten en el tiempo es necesario acudir a nuestro veterinario.

Caca con puntitos blancos: Los puntitos blancos normalmente suelen ser huevos de parásitos internos tipo tenia. En ese caso deberemos desparasitar a nuestro Basset Hound con algún producto que nos recomiende nuestro veterinario.

Como tratar una diarrea en un Basset Hound

En perros adultos en buena condición física, el ayuno durante 24 horas suele ser una herramienta muy eficaz para solucionar problemas de diarreas ocasionales siempre que no haya ninguna otra patología importante causante de esa diarrea. Si se trata de un perro anciano o un cachorro, habrá que valorar muy bien su estado porque el ayuno podría agravar su condición. En cualquier caso, siempre deberemos controlar la hidratación de nuestro perro poniéndole a su disposición agua fresca y limpia. En casos muy graves como puede ser parvovirosis en cachorros puede llegar a ser necesario sondar al cachorro para poder administrarle agua y evitar que se deshidrate.

En caso de que la diarrea sea más prolongada en el tiempo deberemos administrar a nuestro Basset Hound alimentos que sean fácilmente digeribles y si su condición física va mejorando se puede volver a ir introduciendo su pienso poco a poco.

Suele dar buen resultado en una primera fase proporcionar el agua de cocción de arroz, que va a tener un alto contenido de almidón y una pequeña cantidad de proteinas y por tanto resulta fácilmente digestible.

Más adelante podemos administrarle arroz hervido, calabaza cocida o patatas hervidas sin piel (es importante que estén bien cocidos para facilitar la digestión). También podemos ayudar en la recuperación si administramos yogur (salvo que sepamos que nuestro perro presenta algún tipo de intolerancia a los productos lácteos) o el uso de probióticos, puesto que en ambos casos ayudamos a la recuperación de la flora intestinal de nuestro Basset Hound.

Más adelante podemos administrar alimentos con proteínas de alta digestibilidad como huevo (mejor cocido) o carne de pollo (retirando la piel, huesos y acúmulos de grasa que pueda haber), o también pescado cocido (retirando piel y espinas en su caso).

Los alimentos preparados infantiles tipo puré también suelen dar buen resultado y los perros suelen comérselo con facilidad, por lo que puede ser una buena opción. Además su alto contenido en humedad ayuda a la adecuada rehidratación y son muy digestibles.

Hoy en día también existen alimentos comerciales especialmente formulados para la recuperación de perros con diarrea, aunque normalmente los remedios caseros indicados dan buen resultado y no resulta necesario recurrir a este tipo de productos. 

Podemos usar cualquiera de estos remedios en función de nuestra experiencia previa en episodios de diarrea anteriores con nuestro Basset Hound, o en función de la disponibilidad que tengamos de ellos en casa, aunque al tratarse de alimentos muy básicos normalmente siempre tendremos alguno de ellos en nuestro hogar.

Cuando hay que acudir al veterinario en caso de diarrea

Como ya hemos comentado al comienzo del artículo, las diarreas se producen con cierta frecuencia en los Basset Hound, por tanto debemos ser capaces de discernir cuando se trata de un episodio pasajero sin importancia y cuando puede ser un síntoma de un problema grave.

En general, deberemos acudir al veterinario para tratar una diarrea en los siguientes casos:

Si existen patologías previas: Normalmente un perro en buenas condiciones de salud supera con facilidad un episodio de diarrea, pero si nuestro perro tiene algún tipo de patología previa, como problemas cardiovasculares, diabetes, cáncer, enfermedad de Cushings, una avanzada edad, es un cachorro o cualquier otra enfermedad debilitante, lo más recomendable es acudir al veterinario.

Diarreas de larga duración: Si la diarrea se prolonga durante varios días es recomendable acudir al veterinario para descartar que no haya algún tipo de patología detrás de ese episodio diarreico.

Presencia de otros síntomas: Si la diarrea se presenta acompañada de otros síntomas como somnolencia, letargo, fiebre, arcadas, astenia, fiebre o vómitos, también es recomendable acudir al veterinario.

Deshidratación: Si la diarrea es muy abundante puede llegar a causar deshidratación, y es un aspecto que debemos resolver con la mayor brevedad, en especial si se trata de cachorros o perros ancianos. En ese caso deberemos acudir al veterinario para que logre frenar la deshidratación.

Sentido común: Normalmente los perros soportan bastante bien los episodios de diarrea. Por tanto si notamos que nuestro perro se comporta de forma muy diferente a lo habitual, se muestra huidizo o dolorido, apenas se mueve o cualquier otro comportamiento muy alejado de lo normal, es recomendable acudir también al veterinario.