Hay varios falsos mitos relacionados con el Basset Hound

Basset Hound adulto

Todas las razas caninas están rodeadas de falsos mitos y leyendas, que en el caso del Basset Hound es algo que también ocurre. En este artículo intentaremos desmontar algunos de los principales falsos mitos que acompañan a esta entrañable raza.

Mito #1.El Basset Hound es originario de Francia

Es un error bastante habitual considerar al Basset Hound como una raza francesa, pero lo cierto es que se trata de una raza inglesa. Es verdad que los primeros ejemplares que se usaron para criar Basset Hound eran perros tipo Basset de origen francés, y que además la palabra Basset es una palabra francesa, pero el Basset Hound tiene características propias distintivas respecto al resto de razas tipo Basset francesas.

En ese sentido, a lo largo del tiempo, diferentes razas de perros se fueron introduciendo en sucesivos cruces para lograr incorporar los rasgos que hoy en dia configuran a la raza Basset Hound. Está bien documentada la incorporación de perros de raza Bloodhound, Beagle, Basset Artesiano Normando e incluso Clumber Spaniel, que a lo largo del tiempo fueron proporcionando al Basset Hound los rasgos distintivos que tienen hoy en día.

Por otro lado, el primer estándar describiendo a un Basset Hound como tal fue realizado por ingleses y publicado en Inglaterra, además de que el primer Club de Basset Hound fue creado en Inglaterra.

Mito #2.Los Basset Hound deben tener la punta del rabo de color blanco

Se trata de otro de los mitos habituales y tiene su origen en gran medida en que la mayor parte de Basset Hound tienen la punta de color blanco. Pero este rasgo no se debe a una exigencia del estándar racial, que en el caso del color de capa permite que pueda ser cualquiera que se observe en un sabueso, si no a la propia genética relacionada con la transmisión del color de capa en los perros.

En todos los perros (y el Basset Hound no es una excepción) la presencia de zonas de color blanco en el cuerpo está determinado por los genes del locus S. A día de hoy se determinado que en el locus S pueden existir tres genes distintos (S, sw y sp). El gen S proporciona perros sin manchas de color blanco o con manchas de color blanco de reducido tamaño, el sw (también denominado irish spotting) posee una distribución de zonas blancas característico que se reparte por el cuello, parte inferior del cuerpo, patas, punta del rabo y cara, mientras que el gen sp proporciona perros con una mayor extensión del color blanco, circunscribiendo las zonas pigmentadas a zonas más limitadas en el cuerpo y generalmente de forma redondeada. 

En el caso del Basset Hound lo habitual es encontrar perros con los genes sw y sp que en ambos casos ocasionan que la punta del rabo sea de color blanco y eso explica que la mayor parte de Basset Hound sean así, pero ni mucho menos es algo que necesariamente tenga que ser así.

Mito #3. Es una raza delicada

La apariencia extraña y la peculiar relación altura:longitud del Basset Hound hace que muchas personas piensen que se trata de una raza delicada, pero nada más lejos de la realidad. Hasta hace relativamente poco tiempo el Basset Hound se ha venido usando para cazar en jauría normalmente piezas de caza menor y en especial liebres. Por tanto durante muchos años el Basset Hound se ha ido seleccionando por parte de los criadores en base a su resistencia y a sus capacidades venatorias, por lo que en general se trata de una raza robusta y saludable.

Es cierto que si no tenemos cuidado, el Basset Hound está predispuesto a determinadas enfermedades como conjuntivitis, otitis, hernia de disco o torsión de estómago, pero son enfermedades que teniendo cierta precaución son muy fáciles de evitar.

Mito # 4. No necesitan ejercicio

La imagen que muchos tenemos retenida en nuestra retina de un Basset Hound tumbado plácidamente en un sofá frente a una chimenea ha hecho mucho daño a esta apacible raza. Es cierto que los Basset Hound tienen un carácter tranquilo y apacible cuando están en casa y es uno de los rasgos que ha logrado que tenga un gran éxito como animal de compañía, pero no es menos cierto que el Basset Hound es una raza de rastro y necesita desarrollar y poner a prueba su instinto, para lo cual necesita que diariamente se le proporcionen largos paseos en los que pueda disfrutar de todo tipo de olores.

Además, la potente musculatura del Basset Hound necesita ser tonificada puesto que en caso contrario nuestro Basset Hound acabará padeciendo sobrepeso o incluso obesidad, con todos los problemas que ello comporta.

Mito # 5. Son perros poco inteligentes

Una idea bastante generalizada es pensar que los Basset Hound son perros necios y poco inteligentes, pero hay que tener en cuenta que la inteligencia en los perros es un concepto difícil de definir y de evaluar. En ese sentido, en el libro "La fabulosa inteligencia de los perros" de Stanley Coren, se identifican tres componentes de la inteligencia canina:

- Inteligencia instintiva, que se refiere a la capacidad del perro para llevar a cabo tareas para la que ha sido seleccionado, como el rastreo, pastoreo, cobro, muestra, etc.

- Inteligencia en trabajo y obediencia, que hace referencia a la capacidad del perro para aprender nuevas órdenes y habilidades.

- Inteligencia adaptativa, que consiste en la habilidad del perro para resolver problemas por si mismo y de forma independiente.

En el caso del Basset Hound, su selección como perro de rastro ha potenciado en gran medida su inteligencia instintiva como perro de rastro, de tal forma que es uno de las razas con una mayor habilidad para el rastro y también se ha desarrollado su inteligencia adaptativa, que está muy relacionada también con su función como perro de rastro, puesto que los perros de rastro siempre trabajan a cierta distancia de sus guías o propietarios mientras están siguiendo un rastro y por tanto durante una jornada normal de caza tienen que tomar decisiones continuamente por su cuenta (si sigue un rastro de conejo o de corzo, si sigue un rastro caliente o frío, si es mejor atravesar el arroyo o mejor dar un rodeo, etc.).

Al potenciar estos dos tipos de inteligencia canina, ha quedado en segundo término la selección de perros con inteligencia en trabajo y obediencia, puesto que en su función habitual no era una inteligencia necesaria para un Basset Hound.

Sin embargo otras razas (en especial las razas de pastoreo y trabajo) han sido seleccionadas a lo largo de los años para potenciar su inteligencia en trabajo y obediencia y por tanto están en ventaja frente a razas como el Basset Hound.

En cualquier caso, todo aquel que ha convivido cierto tiempo con un Basset Hound habrá podido comprobar que aunque son bastante desobedientes y les cuesta aprender nuevas órdenes, si que muestran rasgos de inteligencia y una gran capacidad de resolver problemas por si mismo, en especial la forma de lograr conseguir comida, aunque esté escondida en el lugar más difícil de acceder.

Mito #6. Son perros que andan muy poco

Aunque no lo aparente, la configuración morfológica del Basset Hound es muy adecuada para poder mantener una velocidad sostenida de forma constante, algo a lo que ayuda su amplia caja torácica, que permite albergar unos grandes pulmones que proporcionan el suficiente oxígeno como para permitir aguantar un trote sostenido durante mucho tiempo.

Cuando observamos a un Basset Hound bien preparado y con buenas cualidades morfológicas nos sorprende ver un movimiento que se mantiene de forma muy fluida y sin aparente esfuerzo, donde además las extremidades se mueven de una forma muy suave, permitiendo cubrir una importante cantidad de terreno con muy pocos pasos.

Este movimiento característico del Basset Hound sin embargo no es fácil de observar, ni siquiera en las exposiciones caninas, puesto que hay muchas personas que confunden el poderoso movimiento nativo del Basset Hound, que consiste en cubrir mucho espacio de terreno con pocos pasos, con que el perro logre dar muchos pasos en poco tiempo, y ambos movimientos son justo contrapuestos.

Como sabemos, el Basset Hound se seleccionó como raza de rastro para acompañara a cazadores a pie. Por tanto deben poder aguantar largas jornadas de caza por todo tipo de terreno y eso solo se puede conseguir si el movimiento se realiza con poco esfuerzo. Los perros que logran ir muy rápido pero a base de dar muchos pasos cortos no podrían mantener esa velocidad durante mucho tiempo.

Por tanto es importante, no confundir velocidad con amplitud de movimiento. Un Basset Hound correcto logrará cubrir mucho espacio con pocos pasos, mientras que un Basset Hound con una morfologia no adecuada podrá cubrir ese espacio a gran velocidad moviendo muy rápido sus patas. En el primer caso, el perro será capaz de sostener esa velocidad durante mucho tiempo y en el segundo caso, solo será posible durante un corto espacio de tiempo.

Mito #7. Es una raza muy antigua

Aunque existen evidencias a través de dibujos o referencias históricas hacia perros de talla corta con cierto parecido al Basset Hound, lo cierto es que los orígenes del Basset Hound están perfectamente trazados gracias a los registros que dejó Sir Everett Millais con los sucesivos cruces que fue realizando a partir de perros tipo Basset de origen francés, a los que fue incorporando otras razas como el Beagle o el Bloodhound con objeto de lograr rasgos que consideraba adecuados.

Todos esos cruces fueron realizados en el último cuarto del siglo XIX, y por tanto la historia del Basset Hound comienza realmente a partir de esa fecha, por mucho que nos guste imaginar ver a Basset Hound correteando entre las pirámides de Egipto, en una cacería con Julio Cesar, siendo acariciado por el monje San Huberto o participando en una obra de teatro de Shakespeare, por citar tan solo algunas de las referencias que intentan dar una justificación legendaria al Basset Hound.

Mito #8. Es una raza de tamaño medio

En muchas publicaciones podemos ver que clasifican al Basset Hound como una raza de tamaño medio, pero solo lo es por la altura a la cruz que tiene, porque sin embargo su cuerpo y su peso es equivalente al de una raza de tamaño grande. En ese sentido, los machos de Basset Hound suelen tener un peso de alrededor de 35 kg, e incluso hay algunos que superan los 40 kg sin estar obesos, mientras que las hembras están en un rango comprendido entre los 25-32 kg.

Por tanto, a la hora de elegir su alimentación deberemos elegir piensos formulados para razas de tamaño grande, que tienen una composición nutricional que se adecua mejor a las necesidades de un Basset Hound.