Cachorros de Basset HoundEl cachorro debe llegar a casa destetado y vacunado. Después de un periodo de adaptación a su nuevo hogar y a los miembros de la familia, empezaremos con su educación, que deberá ser rígida y temprana debido a su tozudez.

Es recomendable que el cachorro lo traigamos a casa en un fin de semana (lo ideal es un viernes por la tarde para así disponer de más días) y de esta forma poder estar más tiempo con él durante los primeros días en casa que son los más difíciles.

Una de las primeras cosas que deberemos hacer es ponerle un nombre a nuestro cachorro. Es posible que ya lo tengamos pensado incluso antes de comprarlo, o que lo decidamos durante el viaje de vuelta a casa acompañados de nuestro cachorro de Basset Hound. A la hora de elegir el nombre, es conveniente seleccionar uno que sea corto y fácil de pronunciar, lo que permitirá que rápidamente nuestro Basset Hound aprenda cuál es su nombre. En Internet existen todo tipo de páginas con listados de nombres para perros, así como numerosos artículos que disertan sobre la materia, aunque en el caso del Basset Hound suele ser habitual que acaben recibiendo nombres o diminutivos de nombres de personas (son muy habituales Blas, Lola, Homer, Pancho, etc..)

 

Para ayudar a superar la ausencia de su madre y del resto de cachorros de la camada, algunas posibles soluciones pueden ser poner en el lugar donde duerma algún objeto impregnado del olor de su madre y hermanos (por ejemplo una mantita), aunque también puede dar buen resultado una botella de plástico rellena de agua templada (alrededor de 40 ºC) e incluso un reloj que puede disimular en cierta medida el latido del corazón de su madre y le ayudará a superar la soledad durante las noches.

Desde el primer momento, debemos tomarnos la educación del cachorro muy en serio y para ello, el consejo básico es que debemos evitar tratarlo como una persona. Algunas de las cosas básicas que puede comenzar a ir aprendiendo son los lugares en los que puede estar y aquellos lugares en los que no puede estar. Más adelante, a medida que vaya creciendo le podremos ir enseñando nuevas órdenes.

También desde el principio debemos evitar subirlo a la cama o al sofá. Es una tentación difícil de evitar, puesto que un cachorro de Basset Hound es encantador y además aún pesa poco, pero no debemos olvidar que en cuestión de pocos meses superará los 20 kg. de peso y adquirirá un gran tamaño, además de que es perjudicial para su espalda estar continuamente subiendo y bajando de sofás o camas.

Otro aspecto a tener en cuenta es que toda la familia debe ponerse de acuerdo en que cosas puede y no puede hacer el cachorro, puesto que en caso contrario acabaremos confundiéndole. También conviene ponerse de acuerdo en la forma en que se le llamará, y más adelante en las palabras que se utilizarán para darle órdenes.

Por su carácter casero, se adaptará al apartamento a cambio de dedicarle mucho tiempo y los reglamentarios paseos. Su instinto gregario hace que no pueda vivir mucho tiempo sólo, necesita, pues nuestra compañía o la de otros perros.

Su alimentación debe adaptarse a su morfología pesada, es aconsejable el uso de un buen pienso, de gama alta. Hasta la edad adulta es recomendable no tenerlo gordito y ni mucho menos obeso, ya que repercutiría negativamente en su estructura ósea, aplomos, dorso, etc., así mismo queda vetada la subida y bajada de escaleras, saltos de sofás o alturas, brincos descontrolados, hasta su madurez física (dos años).

Si adquirimos nuestro cachorro de Basset Hound a un criador responsable, este nos entregará cierta cantidad del pienso que está tomando en ese momento, puesto que es conveniente que siga comiendo el mismo pienso. En caso de que en nuestro lugar de residencia nos resulte difícil poder conseguir el mismo pienso, o nos prefiramos utilizar otra marca, es necesario que el cambio se realice de forma progresiva a lo largo de cuatro o cinco días con el fin de que el aparato digestivo se adapte a la nueva composición.

Es importante alimentar a nuestro cachorro con piensos de calidad (las denominadas gamas Premium o superpremium), puesto que a la larga la salud del cachorro lo acabará agradeciendo.

Es un perro sano, pero dedicaremos especial atención a la limpieza de las orejas (en esta raza están poco ventiladas), ojos (especialmente delicados) y al corte regular de las uñas.

No le dejaremos que vague estando largos periodos cerca de los radiadores, chimeneas y fuentes de calor, algo que adora, y lo sacaremos a pasear con frecuencia.

También resulta conveniente examinar nuestro hogar para detectar todos aquellos objetos que puedan representar un riesgo para nuestro cachorro, puesto que al menos durante los primeros meses, muestran un gran interés por todas las cosas, y es fácil que pueda ocurrir un accidente. Por tanto, deberemos retirar todo tipo de cables eléctricos que puedan estar accesibles a nuestro cachorro, poner fuera de su alcance productos de limpieza, plaguicidas, objetos punzantes, objetos que puedan causarle asfixia y plantas que puedan resultar venenosas en caso de ingestión.

Otro aspecto importante es la adquisición de los objetos necesarios para que nuestro cachorro se encuentre cómodo en casa:

Recipientes para agua y comida: Hay recipientes de todo tipo de formas y fabricados en diferentes materiales, pero los más recomendables son los recipientes metálicos de acero inoxidable, puesto que son muy resistentes y fáciles de limpiar.

La comida deberemos administrársela tres veces al día, mientras que en el caso del agua, deberemos poner a su disposición de forma permanente agua fresca, por lo que periódicamente cambiaremos el agua y lo renovaremos con agua limpia.

Cama o lugar donde dormir: Los perros se encuentran muy cómodos durmiendo siempre en el mismo lugar y que además sea específico para ellos. Existen muy variadas alternativas en los comercios que abarcan desde simples colchonetas a camas mullidas muy elaboradas y de precio elevado. En principio los perros no son muy exigentes, por lo que una buena opción puede ser una cama tradicional de plástico, en la que podemos colocar una manta usada, o bien una colchoneta mullida.

A la hora de comprar la colchoneta, cama, etc… debeos tener en cuenta que en muy pocos meses nuestro cachorro aumentará su tamaño de una forma importante, aspecto que debemos tener en cuenta si no queremos gastarnos el dinero dos veces en un corto espacio de tiempo.

Collar: Deberemos ir cambiando de collar a medida que crezca nuestro cachorro. Al principio con un collar de nylon puede ser suficiente y a medida que vaya creciendo podemos incorporar algún tipo de collar estrangulador, que servirá para habituar a nuestro Basset Hound a que pasee sin tirar demasiado. El uso de arnés es desaconsejable, puesto que fomenta que nuestro cachorro acabe tirando de nosotros.

Correa: Los Basset Hound tienen tendencia a investigar el mundo que les rodea mediante el seguimiento de todo tipo de rastros, por lo que las correas extensibles son la mejor solución para compatibilizar la afición del Basset Hound por olisquear todo lo que encuentra en su camino, sin que se aleje demasiado de nosotros. A la hora de elegir el modelo de correa, deberemos tener en cuenta que un macho de Basset Hound supera habitualmente los 30 kg. de peso y las hembras normalmente los 25 kg.

Juguetes: Es conveniente comprarle objetos y juguetes que le sirvan para mordisquear. Existen multitud de objetos de este tipo, todos ellos perfectamente válidos, siempre y cuando estén diseñados para cachorros. Conviene tener en cuenta que si no ponemos a su disposición objetos y juguetes para que los muerde, es bastante probable que en la etapa en que le cambia de dientes, acabe mordiendo otras cosas.

Cepillo: El Basset Hound tiene el pelo corto, por lo que conviene cepillarle una vez por semana. Debido a sus características, el objeto para cepillarle mejor son las manoplas y cepillos de goma, aunque también podemos comprar algún peine de púas anchas.

Con estos objetos básicos es suficiente para las primeras semanas del cachorro en casa. Posteriormente habrá que ir adquiriendo productos para el baño y otros objetos complementarios (red de protección para transportarlo en el coche, una jaula transportable, etc..)

Este artículo fue redactado en colaboración con Juan José Calatayud (afijo La Gallarda) y publicado en la revista El Mundo del Perro. A continuación se adjunta el link del artículo tal y como fué enviado a la revista por parte del Club Español del Basset Hound.